Mes de la Herencia Hispana: lo que significa para mí al ser una mamá hispana

Del 15 de septiembre al 15 de octubre cada año, los hispanos en Estados Unidos tenemos 31 días para celebrar lo que somos: nuestras raíces, nuestra historia, nuestra cultura y nuestros aportes a este país. Además de reconocer a todos aquellos que han puesto en alto nuestras nacionalidades, para mí el Mes de la Herencia Hispana nos recuerda lo lejos que podemos llegar dejando a un lado los estigmas sociales y trabajando unidos sin importar razas.

Este mes es una oportunidad para mostrarle a nuestros hijos lo que nos ha traído hasta aquí y enseñarles a sentirse comprometidos al ser parte del grupo minoritario más grande en Estados Unidos. Somos hispanos y llevamos a nuestro país en el corazón, pero también somos americanos que anhelamos lo mismo que todos los otros ciudadanos estadounidenses: construir un país fuerte que sea nuestro hogar.

Un poco de historia

En México celebramos nuestra independencia el 16 de septiembre, yo crecí participando en los eventos y desfiles que conmemoran este día de gran importancia para todos los mexicanos; sin embargo, cuando llegué a Estados Unidos comencé a escuchar del Mes de la Herencia Hispana y me di cuenta de que hay otros países que tuvieron su Independencia también en este mismo mes:

  • 15 de septiembre: Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua
  • 16 de septiembre: México
  • 18 de septiembre: Chile

La unión de estas fechas hizo que en 1968 el presidente Lyndon B. Johnson declarara la Semana de la Herencia Hispana, pero 20 años después y gracias al presidente Ronald Reagan la celebración creció. La Ley 100-402 establecida en 1988, pide que el presidente en turno emita anualmente una proclamación para designar el Mes de la Herencia Hispana.

Los hispanos en Estados Unidos

Somos aproximadamente 58.9 millones de hispanos en el país, según reporta CNN con información de la Oficina del Censo, lo que representa el 18.1% de la población estadounidense.

Los hispanos somos la minoría en mayor aumento y nuestra comunidad tiene una gran importancia en el pasado, presente y futuro de este país, ya que nos hemos involucrado en áreas de política, negocios, ciencias, deporte y arte. El clima de odio que en ocasiones se siente, no puede opacar los logros, aportes y contribuciones de la presencia hispana en Estados Unidos.

Como lo describió Obama en la proclamación presidencial del 2016:

“Los estadounidenses hispanos han tenido un impacto en nuestra historia y han ayudado a dirigir un progreso arduamente ganado para todo nuestro pueblo. Ellos son los escritores, cantantes y músicos que enriquecen nuestras artes y humanidades; los empresarios innovadores que dirigen nuestra economía. Ellos son los científicos e ingenieros revolucionando nuestra forma de vida y haciendo descubrimientos sin precedentes; los defensores liderando el camino para el cambio social y político. Ellos son los hombres y mujeres valientes en uniforme que se comprometen a defender nuestros ideales más apreciados en nuestro país y en el extranjero. Y sus logros y devoción a nuestra nación ejemplifican la tenacidad y la perseverancia infiltradas en nuestro carácter nacional.”

De la misma manera, Trump reconoce los aportes de nuestra comunidad y este es un extracto de sus palabras en la proclamación del 2018:

“Durante el Mes de la Herencia Hispana honramos a todos los ciudadanos americanos de origen hispano y celebramos sus ricas y vibrantes tradiciones de fe, familia, trabajo duro y patriotismo. Estamos agradecidos por las innumerables contribuciones que hacen hacia nuestra sociedad que son vitales para nuestra nación floreciente. Estamos especialmente agradecidos por los 1.2 millones de hombres y mujeres hispanoamericanos que han respondido al llamado de servir en nuestras Fuerza Armada, demostrando una lealtad, valentía y dedicación notables.”

Lo que yo quiero que mis hijos sepan

Para mi es un orgullo ser parte de la población hispana de este país y me encantaría que, de la misma forma, mis hijos crezcan conociendo nuestra cultura y se sientan orgullosos de ella. Estamos tratando de educarlos de tal forma que ellos sepan que podemos ser mexicanos, pero también somos estadounidenses. De la manera más simple, ellos viven esta dualidad:

  • Hablan español, pero están aprendiendo inglés.
  • Escuchan La Vaca Lola, pero también cantan The Wheels on the Bus.
  • Viajamos dentro de Estados Unidos, pero también viajamos a México.
  • Comen tacos, pero también hamburguesas.

A la larga y conforme ellos crezcan, estoy segura de que se darán cuenta que aunque puede haber cierto rechazo hacia nuestra comunidad, somos valorados por una gran mayoría y la celebración del Mes de la Herencia Hispana es también una celebración de unión.

Born and raised in the north part of Mexico, Aidée is a mom of two boys who considers San Antonio a great place to raise kids, even though all her family lives on the other side of the border. She speaks only Español at home and tries to teach her boys about their heritage, learning as well about American traditions and having fun adapting to both cultures. Favorite Restaurant: Palenque Grill Favorite Landmark: Mission San Jose Favorite San Antonio Tradition: Rodeo